Informacion La intima relacion entre el Tarot y la Biblia LA VERDAD NOS HACE LIBRES gratis tarot de maximo.jpeg

 

Los orígenes del Tarot como baraja, es incierto y es de aquí, que podemos echar nuestra imaginación un tanto a volar…

Todas las personas interesadas en el Tarot, en un momento u otro,suele preguntarse esta pregunta. ¿Cual es el origen del Tarot y de donde proviene su nombre?, y muchos eruditos nos cuentan cada uno lo que piensan de sus orígenes.

Etteilla, aposto por sus orígenes egipcios y su vinculación con el dios Thoth. Personalmente no creo que estuviera muy desencaminado. Aunque creo que se quedo un poco corto.

Otros, con esta misma tendencia, señalan que el origen del Nombre proviene de una Antigua deidad Egipcia llamada “Taor o Taur” el dios de la Oscuridad o “Athor” que era una antigua deidad Egipcia vinculada  con el Amor y la fertilidad, la Gran Madre.

Mc Gregor Mathers, curador del museo y erudito en lenguas antiguas, creía que la palabra egipcia “Taru”, significa: “para consulta” ó “lo que requiere respuesta” como son medios oraculares, como son la astrología y el Tarot.

Otros eruditos nos indican que el origen de esta palabra proviene del Hebreo, otros del Griego, del Árabe ó del Latín.

Con palabras tan variadas como:

Eratoi = Compañeros

Tar= Enemigo

Terere= Baraja

Rota= lo que habla o la rueda de la vida o la muerte.

Orat = el que reza.

También se nos dice o señala que el origen puede ser un poco mas asiático y que este puede provenir desde la China e India y este introducidos en Europa a través de los pueblos errantes como fueron el pueblo Gitano.

Pero, ¿Es, Europea su invención? ¿Es tardía o por el contrario relativamente moderna.? ((Entiéndase el medievo)).

¿Pero cual es su origen y quien de entre todos ellos tiene la razón.?

¿Cual es el origen de todo esto?

Pues pienso que todos tienen algo de verdad, sin ser una verdad absoluta.

En mi opinión personal, El tarot es uno de los libros mas antiguos de la humanidad. Y si bien, el origen del Tarot que llego a nosotros como dijo Etteilla pudo tener un Origen Egipcio, este aun es mas antiguo. Y su epicentro se encuentra en Sumeria/ Babilonia y sus antiguas deidades. Pues desde allí se expandió toda religión y culto.

280px-Iraq_physical_map.svg

Quien no recuerda la famosa Historia de la Torre de Babel y como Dios confundió las lenguas y disemino a los pueblos a lo largo y ancho del mundo. Esta cual onda expansiva de una bomba termonuclear llevando con ello religión y cultos a los cuatro puntos cardinales del globo.

 

 

Babylon_MA_00819512_gjeg8c

Estaba yo releyendo el Grimorium de Abramelin el Mago, cuando me tope con una deidad Demoniaca/ Angelica llamada Astaroth. Astarot en Español.

Mientras lo hacia me percate de lo curioso del nombre de esta deidad, pues estaba compuesta por las palabras,  As y Tarot dos palabras que por separado tienen mucha vinculación con el mundo del los naipes propiamente dicho.
Así que decidí investigar sobre esta deidad demonológicamente hablando ya que si bien lo había escuchado en otras ocasiones, nunca le había prestado mucha atención e interés en investigar sus cualidades y mucho menos sus orígenes.

Asi que investigando inversamente nos remontamos al medievo demonológicamente hablando y es que podemos remontarnos hasta la noche de los tiempos.. Y nunca mejor dicho pues podríamos estar hablando de la reina de la noche. Y ésta  muy relacionada con la Astrología y los medios de adivinacion.

(c) Manchester City Galleries; Supplied by The Public Catalogue Foundation

 

 

El nombre Astaroth deriva en última instancia de la diosa fenicia del segundo milenio antes de nuestra era Astarté, un equivalente de la babilónica Ishtar y de la anterior diosa sumeria Inanna. Es mencionada en la biblia hebrea en la forma de Ashtoreth (Singular) y Ashtaroth (plural, en referencia a sus múltiples estatuas). Esta última forma se transliteró directamente en las versiones griegas y latinas primitivas de la Biblia, donde era menos evidente que era el femenino plural en hebreo.
La obra pseudoepigrafica del Testamento de Salomón, atribuida al rey Salomón de Israel, pero que se cree que data de los primeros siglos de nuestra era, menciona a “Asteraoth” (en griego) como un ángel, quien se opone al demonio del poder (cf. 1 Reyes 11:4-5)

El nombre de “Astaroth” como demonio masculino se encuentra por primera vez en El libro de Abramelín, supuestamente escrito en hebreo en torno al 1458, y repetido en la mayoría de grimorios ocultos de los siglos siguientes. Astaroth también se presenta como un archidemonio asociado con el qlifot (fuerzas adversas) según los textos cabalísticos.
Es descrito en la obra Pseudomonarchia Daemonun (1577) del demonólogo holandés Johann Weyer, así como en La llave menor de Salomón del siglo XVII. Es igualmente mencionado por demonólogos del siglo XVI y por Sebastien Michaelis en su libro Marvelous History. Aparece clasificado en el libro El mago (1801) de Francis Barret e ilustrado en el Diccionario Infernal (1818).

 

Astarot (ugarítico: ‘ṯrt; Hebreo: אֲשֵׁרָה‎), en la mitología semítica, es una diosa madre que aparece en varias fuentes antiguas. Aparece en las escrituras acadias con el nombre de Ashratum/Ashratu, y en hitita como Asherdu(s), Ashertu(s), Aserdu(s) o Asertu(s). Por lo general, se considera idéntica con la diosa ugarítica Athirat o Asera.
Astarot se identifica como la esposa del dios sumerio Anu y el ugarítico El[1], los dioses más antiguos de sus respectivos panteones.[2][3] Por ello, en el panteón ugarítico tenía su misma importancia.[4] El nombre Dione, que como ‘Elat significa “Diosa”, está claramente asociado con Astarot en la Historia Fenicia de Sanjuniatón, porque se usaba el mismo epíteto (‘Elat) de “la diosa por excelencia” para describirla en Ugarit.[5] El libro de Jeremías, escrito en torno al 628 a.C., posiblemente se refiere a Astarot cuando usa el título de “Reina del Cielo”, afirmando: “Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira” (Hebreo: לִמְלֶכֶת הַשָּׁמַיִם‎) en Jeremías 7:18 y Jeremías 44:17-19,25.

 

Astarot madre con niño NMMI_IMG_8966.JPG

DIOSA ASERÁ representación de diosa madre con niño.

Astarot también conocida como Aserá fue llamada la «madre de todos los dioses»,. Se le conoce entre los babilonios como Ishtar, originalmente llamada Athirat (o Afdirad). Es la gran diosa semítica de la fecundidad. En la Biblia recibe el nombre de Astoret, pronunciación desfigurada de la original ‘Astart, mediante la inclusión de las vocales de la palabra hebrea boset (vergüenza) según la costumbre de los rabinos, para desprestigiar a las divinidades paganas.

De acuerdo con el libro The Early History of God, Astarte sería la denominación correspondiente a la Edad de hierro (después del 1200 a. C.) de la diosa Asera de la Edad de bronce (antes del 1200 a. C.) La forma griega es Astarté. [Astarté era considerada la “diosa de los sidonios” (1ª Re 11:5)]. En las Cartas de Amarna, es Ashirtu y Ashratu.
Los textos de Ras Shamra identifican a Asera (‘atrt = atirat) con la diosa esposa de El; la llaman «señora Asera del mar» y «progenitora de los dioses », (aquí sería la madre de Baal).1​ No obstante, las funciones de esta deidad debían de ser variadas, presentando similitudes con las tres diosas del baalismo: Anat, Aserá, Astoret (Jueces 3: 7; 6.25; el que los nombres aparezcan en plural puede indicar que cada localidad tenía su Baal y Aserá).2​
Iconografía
Como diosa de la fertilidad vegetal, su representación era una estaca o tronco de árbol clavado en el patio de los templos, de los que ya se tienen referencias en el s. XVIII a. C. en la ciudad de Mari, por lo que la palabra aserah sirve también para designar estas estacas sagradas.

75417813ce5a3027da96c65a1cec1531Culto
El culto a El y Asera era de los más antiguos en la zona de Mesopotamia, y fue introducido en el Antiguo Egipto por los hicsos.
En Canaán, el culto a Astoret, muy común entre los cananeos (vecinos de Israel), se encontraría presente también entre muchos israelitas (Jue 2.13; 3.7; 1 S 7.3, 4) (ver El). La Biblia suministra detalles concretos de ese culto: se veneraba a Astoret bajo la denominación de la «Reina de los cielos» (Jer 44,17). Los niños recogían leña por las calles a fin de encender fogatas en su honor; las mujeres hacían tortas sacramentales con su figura; se quemaba incienso y se hacían libaciones para que les fuera propicia, pues se creía que de esta forma los asuntos marcharían mejor.
Junto con el culto yahvista, dirigentes y pueblo terminaron envueltos en prácticas comerciales y religiosas varias. El culto al dios El y a su esposa Asera estuvo presente durante largo tiempo. Según la Biblia, Yahvé advierte a Salomón que sería desposeído del reino en la generación de su hijo (1 Reyes 11:1-12,33) pues se creía que la adopción de costumbres extranjeras traería calamidades sobre Israel. Posteriormente, con la reforma de Josías, todo lo relacionado con Astoret y otras deidades fue extirpado del culto yahvista formal, como primer paso hacia la formación de una identidad propia, que comenzaría en un punto esencial de la nación israelita: el templo (2 Reyes 23:4–7).

slide_19.jpg

En los textos ugaríticos (antes del 1200 a.C.), a Athirat se le da casi siempre el título completo rbt ʼaṯrt ym, rabat ʼAṯirat yammi, “Señora Athirat del Mar” o, como traducción literal, “la que recorre el mar”.
Esto ocurre 12 veces solo en el ciclo de Baal. Varios traductores y analistas entienden que el nombre tiene la raíz ugarítica ʼaṯr “zancada”, cognado con la raíz hebrea ʼšr, con el mismo significado.
Su principal epíteto divino era “qaniyatu ʾilhm” que puede ser traducida como “la creadora de los Dioses (Elohim)”.
En esos textos, Athirat es la esposa del dios El; hay una referencia a los 70 hijos de Athirat, presumiblemente la misma que los 70 hijos de El. Se distingue claramente de Astarté en los documentos ugaríticos, aunque en las fuentes no ugaríticas posteriores la distinción entre ambas no está tan clara; ya sea como resultado de un error de escritura o por un posible sincretismo. En cualquier caso, los dos nombres empiezan por distintas consonantes en los lenguajes semíticos: Athirat/Asera y Astarté/Astoret con un `ayin o consonante faríngea sonora indicando la imposibilidad de conexión etimológica entre ambos nombres.
También es llamada Elat (Ugarítico: ilt) (“Diosa”, el femenino de El) y Qodesh, “santidad” (Ugarítico: qdš). Como Qodesh o Kadeš solía representarse sobre un león sosteniendo a una serpiente.[8] Athirat aparece en los textos acadios como Ashratum (Antu), la esposa de Anu, el dios del cielo. En contraste, Astarté parece relacionada con la diosa mesopotámica Ishtar, quien a veces es representada como la hija de Anu mientras que en el mito ugarítico, Astarté es una de las hijas de El, el equivalente semítico occidental de Anu.
Entre los hititas, la diosa aparece como Asherdu(s) o Asertu(s), esposa de Elkurnirsa (“El el Creador de la Tierra”) y madre de 77 u 88 hijos.
Entre las cartas de Amarna, un rey de los amorritas es nombrado Abdi-Ashirta, “Sirviente de Asera”

OBELISCO EGIPTO

En Egipto

 

Estela de Qadesh, donde aparece junto a Min y a Reshef.
En Egipto, a partir de la Dinastía XVIII, comenzó a aparecer prominentemente una diosa semítica llamada Qadesh (“Santidad”) , equiparada con la diosa nativa Hathor. Algunos creen que es Athirat/Ashratum con su nombre ugarítico. Esta Qadesh no parece ser ni Astarté ni Anat, ya que ambas aparecen con sus nombres bajo una iconografía distinta y aparecen en al menos una representación pictórica junto con Qadesh.
Pero en los periodos persas, helenísticos y romanos en Egipto hubo una gran tendencia al sincretismo de diosas y Athirat/Ashratum parecía haber desaparecido, al menos como una diosa importante con un nombre reconocible.
En Israel y Judá
Entre el siglo X a.C. y el comienzo de su exilio en el 586 a.C., el politeísmo era común en Israel; solo tras el exilio se estableció el culto único a Yahveh, siendo universal entre los judíos en la época de los Macabeos (siglo II a.C.). Algunos expertos bíblicos creen que Astarot también era adorada como la consorte de Yahveh, el dios nacional de Israel.

Hay referencias a la adoración de numerosos dioses en Reyes, donde Salomón construye templos para varios dioses y Josías destruye las estatuas de Asera en el templo que Salomón construyó para Yahveh. Por ejemplo, las pruebas adicionales muestran una combinación del siglo VIII de la iconografía e inscripciones descubiertas en Kuntillet Ajrud al norte del desierto del Sinaí, donde un frasco muestra tres figuras antropomórficas y una inscripción que se refiere a “Yahveh …y su Asera”. La inscripción encontrada no solo invoca a Yahveh, sino a El y Baal, y dos incluyen las frases “Yahveh de Samaria y su Asera” y “Yahveh de Teman y su Asera”. Hay un concenso que Yahveh tuvo un templo en Samaria (capital del reino de Israel) y Teman (en Edom); esto sugiere que Yahveh tenía un templo en Samaria, y da que pensar sobre la relación entre Yahveh y Kaus, el dios nacional de Edom. La “Asera” posiblemente sea un objeto de culto, aunque la relación de este objeto (quizás un árbol estilizado) con Yahveh y con la diosa Asera, esposa de El, no está clara. Se ha sugerido que los israelitas consideraban a Asera esposa de Baal, debido a la ideología anti-Asera que fue influenciada por la historia deuteronomística en el periodo tardío de la monarquía.En otra inscripción llamada “Yahveh y su Asera”, aparece una vaca alimentando a su ternero.Si Asera se asocia con Hathor/Qadesh, se puede asumir que la vaca se refiere a Asera.
Otra prueba son la numerosas figuras femeninas desenterradas en la antigua Israel que apoyan la visión de que Asera actuaba como diosa y consorte de Yahveh y fue adorada como “Reina del Cielo”.
Los mástiles de Asera, que eran árboles o mástiles sagrados, se mencionan muchas veces en la Biblia, como en Deuteronomio 16:21 o 1 Reyes 14:23.
Ashira en Arabia

Estela de Taima, ahora en el Louvre
En 1883, Charles Hubber descubrió una estela en el antiguo oasis de Tema (actual Taima – Arabe: تيماء‎), al noroeste de Arabia, que se cree que data de la época del retiro de Nabonido en el 549 a.C., lleva una inscripción en arameo que menciona el Salmo de Mahram y Shingala y Ashira como los dioses de Tema.
Esta Ashira puede ser Athirat/Asera. Dado que el arameo no tiene manera de indicar el th árabe, que se corresponde con el th ugarítico (transliterado como ṯ), si es la misma deidad, no está claro si sería un reflejo árabe de la Athirat ugarítica o un prestamo posterior del hebreo/cananita Asera.
La raíz ʼṯr tiene un significado hebreo, indicando “pisar” usado como base para explicar el nombre de Ashira como “dama del mar”, especialmente cuando la raíz árabe ymm también significa “mar”. También se ha sugerido recientemente que el nombre de la diosa Athirat puede derivar del participio pasivo, refiriéndose a “la seguida (por los dioses”, es decir, “progenitora u originadora”, correspondiendo con la imagen de Asera como “la madre de los dioses” en la literatura ugarítica.

La Reina de la noche ASERÁ/ ATHOR/ ISTHAR/ ASTAROT.

British_Museum_Queen_of_the_Night-769x1024

Relieve La reina de la Noche, conservado en el Museo Británico.

Extensión del imperio paleobabilónico durante el reinado de Hammurabi, hacia 1750 a. C. Los nómadas casitas, tal vez originarios del sureste de Irán, ya se habían establecido en los montes Zagros, en el límite oriental del imperio. No tardarían en avanzar sobre él.
El altorrelieve, La Reina de la Noche, también llamado “Relieve Burney”, datado entre los años 1800-1750 a. C., fue tallado en época del imperio paleobabilónico, bajo el reinado de Hammurabi, que se extendió por Mesopotamia en la zona de los ríos Tigris y Éufrates, actual Irak.

Historia
La pieza procede del sur de Irak, y llegó a Inglaterra en 1924 donde permaneció en manos privadas hasta que fue adquirida por el Museo Británico en 2003.
Simbología
Representa a una mujer desnuda, con las alas hacia abajo, lo que indica que se trata de una divinidad del mundo terrenal, reposa sobre las espaldas de dos leones, luce un tocado con cuernos típico de las deidades mesopotámicas, porta en la mano una cuerda,símbolo de justicia, sus piernas finalizan en dos garras como las de un ave rapaz, también la acompañan en la representación dos lechuzas.
Se desconoce exactamente a que divinidad representa el relieve, se manejan tres posibilidades:
Ishtar, diosa del amor y la guerra, de la vida, del sexo, de la fertilidad, y patrona de otros temas menores conocida también con el nombre de Inanna en Sumeria, Anahita en la antigua Armenia (Urartu), Astarté en Fenicia y en las religiones abrahámicas.
Ereshkigal, diosa del inframundo en la mitología mesopotámica. Gobierna el inframundo junto a su consorte Nergal. Es hija de Anu y hermana de la diosa Ishtar, y era antaño una diosa celestial. Sin embargo, fue raptada por el dragón Kur y llevada al inframundo, donde pasó a ser su reina.
Lilitu, la demonia conocida en la Torá como Lilith y que los judíos exiliados en Babilonia llevaron a su tierra de origen la creencia en esta criatura maligna, cuyo nombre, adaptado a la fonética del hebreo como לילית (Lilith), se puso en relación con la palabra parónima hebrea ליל, lil, ‘noche’.

Vinculaciones con el Tarot

Reminiscencias de todo lo anteriormente dicho se puede encontrar en la vinculación de su nombre con los  As/ Tarot.  como también  encontramos algunas en sus imágenes. Porque conociendo y sabiendo que mirar y buscar es mas fácil localizar y encontrar algunos rastros de este personaje.

En le tarot podemos ver reminiscencia de la torre de babel en el arcano 16 la Torre. Pero no muy lejos de esta en el arcano 15 podemos encontrarnos con ASTAROTH /ISTHAR/ la famosa ASERÁ.

Quien no recuerda los cultos de Aleister Crowley a Nuestra señora Babalón, la señora del cielo. Y los cultos Egipcios y su cargado simbolismo de todas estas ordenes ….

coronation

Anuncios