Estaba yo, andurreando por internet, cuando de repente me tope con él…

Como me gusta la pintura y el arte, decidí entretenerme y visitar el Museo del Prado Online. Por esta razón, ya allí, quise mirar cuadros del Bosco. En especial el tríptico de “El Carro del Heno”. Este llamo poderosamente mi atención, por sus imágenes tan rocambolescas y surrealistas y lo que en ellas se esconde..

Uno pudiera pensar, que este genial y enigmático pintor,  el cual nunca fecho ninguna de sus obras. Bien sabia más, de lo que aparentaba ó por el contrario, este se encontraba totalmente loco. Aunque esto, lo dudo mucho. Ya que, los pintores del medievo y del  renacimiento eran parte de la elite, disponiendo y accediendo a una información privilegiada. A la cual el resto de los mortales no tenían  acceso.

Realmente estas obras de genero, deben ser unas de las primeras obras surrealistas de la historia de las que se tenga constancia…

A pesar de toda su parte bizarra, sangrienta y violenta, hay que reconocer que sus trabajos son realmente  bellísimos. En especial sus trípticos. Aunque se sirviera del miedo, para el adoctrinamiento religioso.

En este, su tríptico “El carro del Heno” , se nos enseña y explica de forma magistral, el apego a lo material , lo efímero de la vida y la despreocupación del ser humano por la vida después de esta…  Dándonos un enfoque mas espiritual y religioso de nuestra existencia. Claro esta, desde un enfoque medieval y religioso…

 

Tríptico del carro de heno (1)

Tríptico del carro de heno (2)

Tríptico del carro de heno (3)

Tríptico del carro de heno (4)

Lo realmente interesante para mi, de este cuadro es su trasera. O lo que viene siendo el tríptico, cuando este se encuentra totalmente cerrado por sus postigos. Pues es aquí, donde podemos encontrarnos con el Loco del Bosco…

 

La alegoría del Loco del Tarot: El transcurrir del ser humano, a través del camino de la vida,  los placeres y   peligros que este se encuentra a lo largo de ella…

Es curioso ver, como Jheronimus Bosch da con él,  el inicio y  los primeros pasos de este camino, en  la portada de su tríptico. Y comienza con esta representación, como si se tratara del inicio de cualquier juego del Tarot… Este tríptico fue creado en los países bajos en el  1.512/15 Aprox. y ya ha llovido de esto.

¿Seria posible que  “Jheronimus Bosch” el Bosco, conociera el Tarot y sus alegorías?.

¿Se inspiraría en esta lamina del tarot, para crear la portada de su tríptico?..

Esta es una total representación de nuestro Loco del tarot, al cual no le falta detalle. Nada de esta representación tan clásica del naipe, se le escapa al Bosco. Ni siquiera, su famoso acompañante e inseparable amigo y guía. En esta ocasión, parece ser mas agresivo que en representaciones posteriores, y es que  este el Loco, intenta apartar al perro de los huesos de un caballo putrefacto, que le sirven de comida, con su báculo. Acto bien loco, lleno de estulticia. Pues es sabido, que si intentas molestar a un perro cuando come, solo obtendrás de el unos buenos mordiscos. Muy posiblemente, el canido esté representando su karma, por sus malas acciones. Las cuales le perseguirán a donde quiera que él valla.  Y mientras hace esto, no presta atención a los obstáculos que se le presentan delante de él. La prueba del  Rio, que deberá superar a través del angosto puente o por el contrario, caer irremediablemente en el.

Así, es como se suele interpretar tradicionalmente esta carta o alegoría…

 

Tríptico del carro de heno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según  otras descripción de esta representación nos hablan de :
El vendedor ambulante
El tríptico del Carro de heno, cuando está cerrado, presenta el tema del vendedor ambulante, atribuido al Bosco y su taller. Representaría así El camino de la vida, con un peregrino, una especie de ermitaño estoico acechado por los peligros del viaje, y que se resiste a las tentaciones representadas por la pareja que baila (lujuria), idea propia de la Devotio moderna.

Para mi, que llevo media vida viendo a este Loco en todas y cada una de sus diferentes representaciones en Tarots , es bastante reconocible e inconfundible…

Resultado de imagen de el loco  tarot

Realmente, hay tantos rastros del Tarot perdidos y diseminados por todas partes  en el arte del medievo, que no me sorprende nada encontrarlas en cualquier rincón. O mejor dicho en este caso, en las traseras de esta obra de Arte. Esta permaneciendo aun oculta a los ojos de todos, por permanecer abierto sus postigos al publico…

 

Anuncios