El  otro dia tome un Oráculo que no suelo utilizar, era el oráculo  de la Antigua sibila Italiana. Al barajar y desplegar las cartas apareció una combinacion un tanto extraña, pues esto también aparecía en mis cartas kipper.

Estas tiradas no suelen olvidarse porque estas suelen ser impactantes. En muchas ocasiones aparecen la carta Muerte en las tiradas y esta no siempre se refiere a una muerte física. Ellas hacen referencia en la mayoría de las ocasiones a fin de una situación o circunstancias.

Las cartas extraídas fueron las siguientes:

Dondorf Destruidas131

la interpretación de las cartas no podía ser otra que la siguiente:

“Recibiremos noticias de un fallecimiento, una mujer vestirá próximamente de luto”.

Como no suelo tocar este oráculo mucho, coloque con cuidado las tres cartas en la parte superior del mazo y lo guarde.

La combinacion  no me gusto nada, pues me pareció un tanto tétrica. Pero ya estoy acostumbrado y me quede con la mosca detrás de la oreja.

Hoy por la tarde, un poco antes de las 20.30 salí de clase de cerámica. Caminaba  y vi que me habia puesto perdido de barro blanco el pantalón vaquero. Justo delante mía caminaba una mujer de pelo rubio peinada de peluquería. Ella se detuvo a hablar con un hombre y él le comento que hacia tiempo que no la veía. Y que la veía muchisimo mas delgada. Y prosiguió preguntándole ¿que tal?, que ¿como iba todo?.

Ella le dijo que si, que hacia bastante tiempo que no se veían y que se habia quedado mas delgada y de repente le dijo: “Es que mi marido a fallecido”. Justo cuando cruzaba yo por delante de ellos. Y esto me sorprendió sobre manera. Pues no me lo esperaba para nada. Rápidamente recordé las cartas y pensé en una sincronicidad.

Yo  seguí mi camino pero me detuve mas adelante por curiosidad. Quería ver la cara de la persona pues como caminaba justamente detrás de ella solo vi su cabello  media melena rubia. Y por otro lado tenia mis vaqueros llenos de barro. Decidí sacar mi cepillo y cepillar mi ropa del barro que estaba ya seco mientras lo hacia mire a aquella mujer…

Mientras cepillaba la ropa ella ya habia terminado la conversación y subía hacia mi, ella tenia puestas unas grandes gafas de sol y paso su mano sobre sus mejillas , retirando lagrimas de su rostro.

Mientras tanto yo cepillaba el barro de mis pantalones y me apresure todo lo que pude. Mientras lo hacia ella volvió a pasar junto a mi, para cuando paso a mi altura yo ya habia terminado de cepillar mis pantalones y volví a caminar justo detrás de ella.

No era una mujer excesivamente mayor unos 45/50 años no más y no mal parecida, clase media.

Nunca hubiera imaginado ni por un segundo que aquella mujer fuera viuda si no lo dice sus propios labios.

Ella vestía unos pantalones vaqueros y camiseta con  camisa también vaquera creo recordar. Y portaba una bolsa de lanas, pues habia comprado lanas en una tienda del centro de la ciudad. “ Esto me llamo la atención porque hace calor ya y no es tiempo de hacer punto”

De repente una gran soledad recorrió mi cuerpo y pensé que seria para entretenerse y ocupar el tiempo que antes pasaba en compañía. En su mano portaba un reloj con una correa de cuero negra.

Mis ojos se detuvieron en sus zapatos de un azul marinero, su textura era como de “piel ante”. Mientras caminaba tras sus pasos empecé a pensar en la mujer, Intente sentir entrar dentro de ella. Fue un acto instantáneo no premeditado. Nunca antes me habia ocurrido esto.

Rápidamente mire su zapatos, y pensé que podria “caminar en sus zapatos”  por la cercanía me parecía ser una sombra de ella, pues justamente  pisaba cada uno de sus pasos.

Su caminar era un poco abatido, como un cuerpo que se movía por inercia, pero sin animo.

Algo debió sentir la mujer pues me pareció que se sentía incomoda por mi presencia. Tal vez estuve muy cerca de ella o sintió mi presencia de alguna manera.

Rápidamente ella cambio de acera y yo proseguí mi camino y regrese a casa.

Aun me pregunto si lo acontecido es una mera sincronicidad o si por el contrario, las cartas registraron solo que me cruzaría con esta información.  Pues las cartas arriba expuesta dicen que

Perdida de un amigo , una viuda afligida anuncia un próximo luto..

Se me olvidaba…

Por cierto el hombre con el que hablaba la mujer se sintió un poco cortado y mal, al enterarse del fallecimiento del esposo de esta. Parecía como si hubiera metido la pata y no supiera muy bien como actuar, ni que decir. Le pillo por sorpresa. Se quede un poco shockeado.

Anuncios