Ammyt, la "devoradora de los muertos" o "devoradora de corazones", en la mitología egipcia. Solo devoraba el corazón si el alma del difunto era culpable, si no lo era , era recompensado con la vida eterna.

  • Nombre egipcio: Ammyt (otras grafías: Ammit, Ammut, Amemet o Amam).

Iconografía

Era representada como un ser con cabeza de cocodrilo, la parte delantera de león y la trasera de hipopótamo.

Mitología

Ammyt se situaba bajo la balanza en el Juicio de Osiris, celebrado en la Duat, el inframundo. Dyehuty (Tot) comparaba el peso del corazón del difunto "Ib", símbolo de los actos pasados terrenales, la conciencia y moralidad, contra la pluma que representaba la Maat, la Verdad, Justicia y Armonía Universal.

Para que el difunto pudiera ser considerado “Justo de voz”, el corazón y la pluma debían ser igual de ligeros. Si el corazón pesaba más que la pluma era considerado impuro, Ammyt lo devoraba y a la persona juzgada no se le concedía entrar en el Aaru, perdiendo su condición de inmortal, pereciendo definitivamente.

 

Es interesante ver como esta carta sin numero debió estar colocarse realmente  al principio de este sagrado libro. Como maldición o advertencia al neófito que intentara aprovecharse de dichos conocimientos.Igual de interesante es observar el titulo que se le dio a esta carta en algunos tarot con un contenido mucho  mas  mistérico y profundo. Como podemos observar se le llamo L´expiación.

Expiación: Pago o reparación de las culpas mediante la realización de algún sacrificio.

Varios sinónimos de esta primera carta son: reparación, purgación, purificación, sacrificio, pena, castigo.

Loco Tarot Grand Belline

Kutunguango Congo… Una historia Congo…

Se cuenta que un dia , un Congo de una de las tribus que ya no existen, regresaba de sacarle  el zumo  a unas palmeras que habia mas allá del limite de las tierras  de su tribu, dentro de una zona  delimitada y reservada para el culto y  el uso de practicas religiosas. Aunque no tenia  permiso de sus mayores para entra y explotar lo que allí habia, se atrevió ha hacerlo, sabiendo que como nadie tocaba esas palmeras, estarían rebosantes de zumo  y serian  fáciles de cosechar.

Cargando con sus jícaras llenas y rebosantes del dulce néctar de las plañeras , se sentó un momento al lado  de un rio que pasaba por allí para saciar su sed. Y sentado allí , pensando en las ganancias que haría con ellas.

De repente  vio un par de ojos salir del agua:

– “¿Quien se acerca a beber de mis aguas?”: pregunto el cocodrilo que habia aparecido a monos de un metro.

-“Soy solo un trabajador casando. No sabia que el agua era suya!” Le respondió nuestro amigo.

-“Si que lo es. Y eso que llevas ahí, de donde lo cogiste?” Le volvió a preguntar el cocodrilo.

-“De las palmeras que hay cerca de aqui – No me diga que también son suyas?” Le respondió el hombre , ya con la piel pálida y aterrorizado con el miedo en sus ojos.

-“Todo lo que tienes me pertenece, sabes porque?” Respondió el cocodrilo

Como el hombre aterrorizado ya ni podía responder del miedo que tenia, el cocodrilo le explico:

-“Porque soy mas grande, mas rápido , mas fuerte y mucho mas  peligroso que tu.Y porque has tenido la malísima suerte de encontrarte conmigo.”

Diciendo esto el cocodrilo cerro sus ojos , abrió su boca enorme  y le  arranco la cabeza de un solo bocado. Y tras consumir medio cuerpo, se trago  el   dulce néctar  de las palmeras como postre, antes de volver a sus aposentos en las profundidades del rio…

Pasado  bastante  tiempo y ya como fantasma, vagabundeando  por la orilla de ese rio , nuestro amigo se dio cuenta de algo que le habría sido mas beneficioso apreciar  cuando aun tenia  vida:

El que roba de la religión, tarde o temprano ,sera devorado por su propia avaricia. No tendrá salvación . Este cocodrilo no llora ni se compadece por nadie…

Anuncios