Realmente es excitante tener entre mis manos, la reproducción Facsímil de las primeras Cartas Lenormand, con símbolos y numeración, como las actuales. Esta baraja es la primera baraja publicada que guarda tanto los símbolos, como la numeración, de las que se tiene constancia, y de las que nacieron todas las otras Juegos o Barajas Petit Lenormand.

Finalmente después de una ligera espera ya están conmigo, pues como sabéis no fue la primeras que compre y las deje para este mes. Como comente en un post anterior realmente merece la pena tener este tipo de cubiertas, pues realmente son especiales y este tipo de cubiertas no se encuentran en todos los lados.

Ciertamente estas, tiene un halo un tanto especial, al mirarlas algo te retrotrae. Sus grafismos de  finales del siglo XVIII y comienzos del XIX nos transportan a una época hoy olvidada. Estos grafismos tan claros, concretos, sin añadiduras, ni adornos superficiales, hacen del juego que este sea, tan fascinante y concreto como siempre.  

Realmente  estas bella cartas reproducidas en su tamaño original tienen un tamaño ligeramente mas grandes que las barajas actuales Lenormand. Su tamaño y manejo son muy cómodos a la hora de barajar.

Al igual que las otras cartas Lenormand que nos suministra J.Lauren Forestell, en The game of Hope, estas tienen un juego adicional de cartas consultantes para ser intercambiadas, para consultantes del mismo sexo.

Este juego de la Esperanza se estima que fue creado aproximadamente en la década de 1790, y se cree que su publicación fue realizada aprox 1799.

Y como no podía ser de otro modo decidí realizar mi primera consulta con ellas.

Después de barajar estas maravillosas cartas y cortarlas con la mano izquierda las tome y las desplegué de derecha a izquierda.

Las cartas fueron las siguientes:

factura075

Interpretacion :

El consultante tiene por delante una  fiesta o reunión con una mujer a la cual no podrá asistir.

La principal idea es no poder asistir a una reunión o evento con una mujer, puesto que la carta 21 se encuentra bloqueando el paso. Esto hace que ha estos dos personajes se les bloquee el paso. Y se el imposibilite dicha acción.

Otra posible interpretación, podria ser ver en estas carta un Hobby, pues la  carta 20 El jardín también nos habla de ocio y el tiempo libre. Asi podríamos ver que las cartas nos pueden hablar de un matrimonio o pareja que tienen un hobby en común, la escalado. el alpinismo etc.

Otra interpretacion posible es ver en estas cartas la posibilidad de estar separados en vacaciones, Es decir estar de “Rodríguez”.

Estar de Rodríguez:

La expresión ‘estar de Rodríguez’ surgió a mediados de los años 60, pero su popularización llegó, sobre todo, en los primeros años de la década de los 70, en el que se convirtió en el sinónimo perfecto para  denominar a aquellos hombre que se habían quedado durante unos días solos en casa y que disponían de ese tiempo sin la familia para poder salir, desmadrarse, montar alguna fiestecilla e incluso echar alguna cana al aire.

En las décadas de los años 60 y 70 surgió el boom del turismo en las costas españolas, algo que propició que se realizasen un gran número de películas cuya temática versaba en el veraneo, las playas y, cómo no, la figura de los Rodríguez.

Pero ¿por qué se escogió el apellido ‘Rodríguez’ para designar a ese tipo de personaje y no otro de los muchísimos que existen en España?

Bien sencillo… la culpa la tuvo el cine de la época y más concretamente (según indican la mayoría de fuentes consultadas) la película, de 1965, protagonizada por José Luis López Vázquez que llevaba por título ‘El cálido verano del Sr. Rodríguez’ y dirigida por uno de los directores españoles más prolíficos de aquellos años: Pedro Lazaga, (con cerca de un centenar de films en su haber). En ella se relataba las aventuras de Pepe Rodríguez, un oficinista que debía quedarse trabajando durante el verano, mientras su mujer e hijos se marchaban de vacaciones a la playa. Como debéis imaginaros, el pobre Pepe vivía mil y una aventuras en ese cálido verano, entre las que estaba el propósito de tener una aventura extraconyugal.

 

 

 

 

Realmente no se como puedo ver estas cosas en cartas del siglo 18. jajjaaj.

 

Anuncios