Últimamente estoy estudiando Etteilla, realmente no comprendo porque no se reedita cubiertas como las de z.Lismon en facsímil, es una pena realmente que no las hagan. Espero tener suerte mas adelante y poder conseguir algún ejemplar

Hoy he estado mirando mis cartas Grand Etteilla y por curiosidad y de forma fortuita he tomado el pequeño libro que le acompaña “el folleto”.Curiosamente en el he encontrado tiradas que nunca había visto en relación con las tiradas originales de Etteilla. Pero esto no es lo que  me ha sorprendió.

Lo que me ha sorprendido ver, ha sido los títulos o sobre nombre que se le dan a las cartas.

En ninguno de mis libros antiguos como puede ser el de Julia Orsini, he encontrado estos sobrenombres y por esta razón me ha sorprendido mucho encontrarlos en el folleto. Y a la misma vez, me pregunto y  me gustaría saber: ¿ de donde sacaron y tomo Grimaud estos sobrenombre o títulos?, pues saber esto me resultaría sumamente interesantes.  Por otra parte, desde un punto meramente de investigación, nos abre el camino hacia el esclarecimiento de algunos símbolos empleados en ellas y el estudio de  las cartas Etteilla.

image

Como vemos en las imágenes el grafismo es el mismo.

Hagamos una descripción de la misma:

En la imagen o tarjeta esta se nos presenta un poco sombría, fría y húmeda, hace referencia a un día sombrío y oscuro, el día se convierte en la negrura y nos produce un poco de desasosiego por tales inclemencias Atmosféricas. Vemos al menos dos Edificaciones. Una de ellas parece estar bien asentada y tiene una construcción mucho mas solidad que  la otra, debido a sus muros y sus diferentes pilares que reparten su peso equilibradamente. Por el contrario la edificación contraria esta edificada en un lugar inferior y su construcción parece mucho  mas tosca y sencilla, han colocado piedra sobre piedra solamente elevando la estructura que no soporta las inclemencias del tiempo y se desmorona al ser golpeada por un rayo que hace que la misma implosióne hasta su total destrucción.

Sus significados son los siguiente:

Droite.

Miseria, Indigencia, Pobreza, Escases, Necesidad, Desamparo, Angustia,Calamidad,Adversidad, Enfermedad, Infortunio, Lagrimas, Penas, Tormento, Tortura, Dolor, Aflicción, Castigo, Punición de dios, Corrección, Desgracia, Severidad, Punición. Pesadumbre, Contrariedad, Sanción etc..

Inv.:

Prisión, Encarcelamiento, Detención, Arresto, Cautividad,Opresión, Despotismo, Servidumbre, Obligación, Sometimiento, Esclavitud, Tiranía, Calabozo,Sujeción, Obligación , Dependencia, Servidumbre, Cadenas, Encadenamiento, Yugo.

Pero como dije esta carta según parece tiene un titulo y este es :

“LE CAPITOLE” —————- “ EL CAPITOLIO”

Capitolio, del latín capitolium, era una de las siete colinas de Roma. El Capitolinus Mons era la ubicación del centro religioso y político establecido durante la antigua república romana.

Primitivamente era llamado monte de Saturno, que era la principal divinidad de Roma. En una de las cimas, pues consta de dos (llamadas Arx, la del norte, y Capitolium, la del sur), se erigía en lo que se cree fue anteriormente un templo etrusco dedicado a Veiovis, un templo dedicado a la Tríada Capitolina compuesta por JúpiterSaturnoMinerva (tras la influencia etrusca dado que antes estaba dedicado a JúpiterMarte-Quirino). La edificación fue destruida y posteriormente reconstruida en varias ocasiones, siendo la primera bajo el reinado de Lucio Tarquino Prisco y la última obra de Tito y Domiciano. Del templo etrusco de Veiovis, una especie de Júpiter infernal, se conservaban la estatua y algunos restos.

image

 

Templo de Júpiter Óptimo Máximo ó Templo de Júpiter Capitolino 

Fue el centro del culto del estado romano y, según la tradición, fue construido para sustituir y marcar la supremacía sobre el santuario dedicado a Iuppiter Latiaris en los Mons Albanus, cerca de Alba Longa, con la intención de trasladar el centro de la liga latina a Roma. Al culto se logró que coincidieran hasta 47 pueblos, de los cuales, 30 eran latinos, reuniéndose todos, una vez al año, para practicar sacrificios rituales en común.

El Templo fue comenzado por Tarquinio Prisco y completado por el último rey de Roma, Tarquinio el Soberbio, aunque fue consagrado, según una tradición registrada por los historiadores, el 13 de septiembre de509 a. C. por el cónsul Marco Horacio Pulvilo.

Tarquino Prisco, con el botín obtenido tras las conquistas de Corniculum y Apiolae, habría iniciado la construcción del templo de Júpiter Optimus Maximus sobre el Capitolio, reubicando a sus primitivos habitantes en el Aventino. Abarcaba dos santuarios ya existentes dedicados a Terminus e Iuventas.

Delante del templo terminaban las ceremonias triunfales con un sacrificio augural, utilizando un altar portátil. En su interior se guardaban, entre otros, los libros sibilinos y una ánfora estándar, el amphora capitolina, de modo que sirviese de patrón de medida.

El Flamen Dialis (sacerdote encargado del culto a Júpiter) celebraba allí el culto a Iovi Optimus Maximus: «Júpiter, el mejor y el más grande». De hecho, se distinguen varias formas del poder de Júpiter, principalmente el trueno y el relámpago, que en el caso del templo de Júpiter Capitolino, es el soberano de los dioses, el más grande de los heliopolitanos, el culmen de la Tríada Capitolina. Por esta razón, este templo fue siempre objeto de atención preferente del poder romano.

En la otra cima, conocida como Arx, había un templo dedicado a Juno Moneta y la depresión intermedia era el lugar en el que la leyenda situaba el refugio original construido por Rómulo. Había también otros templos y lugares importantes en la colina, como el lugar donde se guardaban los archivos y conocido como Tabularium (del que se conserva los cimientos y que fue construido por Lucio Cornelio Sila hacía 82 a. C.), altares de la gens Julia o la prisión de Tullianum.

´Templo de Vesta´. Está ubicado al sur de la Vía Sacra, delante de la Regia. Es uno de los templos más antiguos de Roma. En este templo se custodiaba siempre encendido, so pena de grandes desdichas, el fuego sagrado en honor de Vesta, diosa del Fuego y del Hogar.Pues era la diosa del fuego y de la chimenea familiar, puesto que en Roma, al igual que en otras culturas antiguas, existía un fuego comunitario el cual se solía mantener siempre encendido. Posteriormente, con la evolución de la sociedad, este fuego comunitario que era tan necesario para poder encender los fuegos familiares, se convirtió en un fuego sagrado para la ciudad, y en este caso para Roma, por su carácter sacro se encendía con los rayos de sol a través de una ceremonia. Algo parecido a la ceremonia del encendido de la llama olímpica.

Su culto fue establecido en Roma por Numa y perduró hasta el final del paganismo. En la religión romana, Vesta era asistida por las vestales a las que protegía. En una ocasión, la vestal Aemilia descuidó la llama y ésta se apagó. La muchacha, sabiendo que el descuido lo pagaría con la vida, imploró llorando a la diosa y ésta, enternecida, la revivió de manera milagrosa.

Las vestales están consagradas al culto de la diosa Vesta (divinidad del hogar) y tenían como funciones cuidar el fuego sagrado de Roma que ardía en el templo de Vesta, ubicado en el foro romano y que simbolizaba la vida de la ciudad. También custodiaban los pénates (genios protectores,El Paladium) del pueblo romano y sus objetos, que aseguraban la continuidad de Roma. El colegio inicialmente está integrado por 4, después 6 y definitivamente 7 sacerdotisas, primero de origen patricio y después también plebeyas. Representación de Vesta La elección recaía en niñas patricias de una edad entre 6 y 10 años y que tuvieran a sus padres vivos. Su sacerdocio dura 30 años, que comprendían 10 de formación, 10 de ejercicio y 10 de enseñanza. Al final de ese tiempo, podían seguir o salir del colegio y contraer matrimonio, si querían. El colegio de las vestales estaba presidido por la Gran Vestal (“Virgo Vestalis Maxima”) que es la que coordina todos los asuntos referentes a la comunidad de vestales En la mitología romana, Vesta era la diosa del hogar, hija de Saturno y de Ops y hermana de Júpiter, Neptuno, Plutón, Juno y Ceres. Se corresponde con Hestia en la mitología griega, aunque en el culto romano asumió mayor relevancia. Es el símbolo de la fidelidad.

Pasado esos 30 años de servicio, las vestales eran libres de elegir su camino entre irse, casarse con un hombre o quedar se en el templo. La primera opción no era ni considerada y la segunda lo era pero por muy pocas puesto que las Vestales eran muy admiradas y respetadas en Roma. Y la segunda era la más elegida puesto que disfrutaban de ciertos privilegios sólo reservados a ellas. Éstos eran: ser precedidas por un lictor cuando caminaban por las calles, ocupar asientos privilegiados en ceremonias públicas y festividades, conceder el perdón a los criminales que encontraba por accidente por su camino hasta el sitio de ejecución. Eran reconocidas porque llevaban una túnica de lino blanca, que significaba su pureza y su virginidad, como el de la diosa Vesta, adornada con una orla púrpura y una capa del mismo color.

Pero si por alguna razón no llegaban a realizar sus tareas satisfactoriamente, eran castigadas. No se podían permitir que el fuego del templo se extinguiera, es por ello que a lo largo de la historia romana, el fuego y ellas tuvieron que salir de la ciudad ante el peligro de perderlo, es mas, si se apagaba en un descuido la vestal sería duramente castigada puesto que con la extinción de la llama, significaba para Roma un infortunio. Pero el error más imperdonable era el de perder su virginidad durante su servicio a la diosa. Era una obligación permanecer casta y pura durante esos 30 años, y la violación de esa norma era castigada con la muerte. La pena que se le imponía a la Vestal durante el reinado de Numa Pompilio era la lapidación. Aunque en un inicio se cree que podría ser castigada con la flagelación y que posteriormente, ante el castigo de la lapidación, quedaría relegado a faltas menores. Pero el castigo se recrudece con el rey Tarquinio Prisco, el cual impuso el entierro en vida para la “pecadora”, que duró hasta el fin del Imperio. Cuando la Vestal era sentenciada de incestum, era despojaba de la vitta y demás insignias de prestigio y religiosidad que la destacaban ante la sociedad. Luego se le maniataba en una tumbona y se ponía un sudario como si fuera un cadáver. Se le hacía una triste procesión desde la Regia, pasando por el Foro hasta llegar a la puerta Collina, en donde se encontraba el Campus Sceleratus. Una vez allí el Pontifex Maximus levantaba sus manos y tras una plegaria se abría una lápida en el suelo cerca de los muros de la ciudad, y la vestal tenía que descender por una escalera hasta una cueva en la cual se encontraría con algunos muebles, una lámpara y alimentos. Cuando estuviera allí abajo se le encerraba en vida dentro de la cripta y allí moriría de asfixia o de hambre, siendo una muerte lenta, dolorosa y tortuosa. El culpable de que la vestal rompiera sus votos sería azotado en el Comicio hasta producirle la muerte.

La Colina Capitolina está también unida a la historia siniestra de Roma. En ella se encontraba el peñasco desde el que, según la leyenda, durante la guerra con los sabinos, arrojaron a la virgen vestal Tarpeya, hija de Espurio Tarpeyo y que colaboró con Tito Tacio para que los sabinos entraran en la ciudad, siendo la primera persona que pagaba el crimen de traición siendo arrojada por el peñasco y cayendo a las escarpadas rocas que había abajo, con lo que dio nombre al lugar, conocido en adelante como Roca Tarpeya.

La Roca Tarpeya (“rupes Tarpeia” en latín) era una abrupta pendiente de la antigua Roma, junto a la cima sur de la colina Capitolina. Tenía vistas al antiguo foro romano. Durante la República, se utilizó como lugar de ejecución de asesinos y traidores, que sin ninguna piedad eran lanzados desde ella.

Según la leyenda, cuando Tito Tacio atacó Roma tras el rapto de las Sabinas, la virgen vestal Tarpeya, hija de Espurio Tarpeyo, que era gobernador de la ciudadela de la colina Capitolina, traicionó a los romanos abriendo las puertas de la muralla. El motivo de la traición fue bastante vulgar: Obtener lo que los sabinos “traían en sus brazos”… Tarpeya poco se esperaba que, en lugar de brazaletes de oro, obtendría golpes de sus escudos y que sería arrojada al vacío desde la roca que aún hoy lleva su nombre.

Hacia el año 500 a. C., Lucio Tarquino el Soberbio, séptimo rey de Roma, niveló la cima de la roca, retirando de ella los altares construidos por los sabinos, y construyendo un templo dedicado a Júpiter Capitolino. En la cima también se construyó un templo dedicado a Saturno, que contenía el tesoro de Roma, y que fue saqueado por Julio César en el año 49 a. C.

Ahora comprendemos muchisimo mejor esta carta. Cuando comprendemos lo que estamos viendo y la historia que encierran estos grafismos.

Es interesante observar nuevamente la imagen 19 de Etteilla.

 

Si recuerdas la descripción que hago de la carta digo lo siguiente:

“En la imagen o tarjeta es un poco sombría, fría y húmeda, hace referencia a un día sobrio y oscuro, el día se convierte en la negrura y nos produce un poco de desasosiego por tales inclemencias Atmosféricas”.

Y ciertamente no estaba yo  muy mal descaminado.

Ya que un dia lluvioso y tormentoso para las virgenes vestales seria un dia de mucho trasiego a riesgo de perder su propia vida,  Puesto que el techo del templo estaba abierto al esterior para la salida del humo y el fuego en cualquier momento podria apagarse. Supongo que para ellas serian días de mal augurio. Eso sin contar esos periodos de días que duran algunas ciclogénesis tormentosas .Haciendo una lectura mas velada, el grafismo nos deja ver que el fuego que custodiaban las vírgenes vestales esta extinto, (porque toda edificación se derrumba) trayendo la ruina, la miseria  y la desgracia, trayendo el derrumbe del imperio romano. Extrapolándolo nuevamente esta carta  ha una consulta o consultante, esta se interpretaría como el anuncio de una serie de desgracias que acontecerán al consultante. Hasta que nuevamente el (fuego este restaurado), las energías estén nuevamente restauradas o equilibradas o en su defecto la tormenta pase.

Ya se sabe: “No hay mal que mil años dure, ni cuerpo que lo resista.”

Supongo que debido a esto de las tormentas que muchas veces nos trastornan,  digo yo que no estaría muy fina  la virgen vestal Tarpeya. Supongo que en su alegato final solo podria decir como se dice por aqui , “Una mala tarde la tiene cualquiera” mientras le aporreaban con los escudos y  la arrojaban de dicha roca. Cosa que  le paso por traidora y codiciosa.  Podríamos ver nuevamente que Tarpeya fue castigada y ejecutada que es el significado del esta misma carta en posición invertida.

Espero que halláis disfrutado de estas explicaciones  sobre la carta Etteilla, y de otras representaciones.

Anuncios