Hoy os traigo para los  interesados en el coleccionismo de barajas o cubiertas,  o que estén  simplemente interesados  en poseer una baraja Lenormand especial,  una pagina que es realmente Sorprendente.

Un pequeño tesoro escondido en la Web, para las personas coleccionistas de las cartas Lenormand, en toda su extensión.

Ya os comente que andaba buscando El juego de la Esperanza , el primer mazo de cartas publicado entre 1840/50 en el que aparece tanto los símbolos y numeración, con  la distribución que nos encontramos actualmente en dichas cubiertas.

Buscando y buscando di con la pagina de un hombre un tanto misterioso, Pero que ha realizado un trabajo excepcional con muchas de las cubiertas hoy olvidadas o que solo se pueden encontrar en los museos.

Realmente, como siempre me suele pasar, fui en busca de las cartas “juego de la esperanza” y salí con otras en mis mano, jajajajaj. Supongo que la baraja de la esperanzan la comprare en el  próximo mes y espero frecuentar esta pág, pues tiene bastantes barajas que me pueden interesar.

Si tu quieres también disfrutar de estas joyas, aquí te dejo la pagina. Para hacerlo solo tienes que pichar en la Imagen, entrar y retrotraerte al siglo XIX con unas cubiertas de ensueño.

image

Como si de abrir un cofre se tratase, al abrir esta pagina encontraras esas maravillosa cartas que jamás pensarías poder tener en tus manos.  Esas cartas que no se sabe por que razón en un punto en el tiempo, dejaron de editarse.

Hoy gracias a JLF un hombre misterioso, un artista grafico, un amante de las cartas Lenormand,  nos brinda la oportunidad de poner a nuestro alcance estas maravillosas piezas de museo.

A mi siempre me gustaron este tipo de cubiertas, pero como muchos otras personas pensé que estas eran piezas de museos y que ya nunca más volverían a ser utilizadas. Cuan equivocado estaba. Pues hoy se nos brinda una vez mas la posibilidad de que podamos insuflar un nuevo aliento a estas cartas. Pues aun ella tienen muchas cosas que decirnos  y revelarnos.

Gracias al inconformismo y el gran trabajo de recuperación de personas como JLF, aun nos queda la posibilidad de volver a tener entre nuestras manos y  colecciones piezas que pueden llegar con solo mirarlas,  a dejarnos sin respiración.

Y lo mejor de todo a un precio muy asequible.

Anuncios