Nunca hubiera imaginado, que terminaría leyendo a Homero y mucho menos, encontrar en las primeras paginas de este libro, referencias a los tipos de cantos  religiosos antiguos.

Pues antiguamente, estos cantos e himnos religiosos e historias eran creídas por los pueblos oyentes como reales.

Entre algunos de estos himnos se encontraban:

( Entiéndase estos Himnos y cantos, como celebraciones e incluso actos religiosos y  litúrgicos para conmemorar algun acontecimiento, un acto de verbalizar y expresar un acto o un acontecimiento):

Lino :  Canto lúgubre, dulcemente quejumbroso.

El Peán: Uno de los cantos mas antiguos, celebra la vuelta del buen tiempo, después del borrascoso invierno.

Los Trenos : Un canto mortuorio.

Llegando a mencionar por ultimo: El Himeneo.

Realmente este nombre, me recordó la carta mas abajo expuesta. Aunque  no escrita con H.

Conocer o saber el significado atribuido a la carta es simplista,simplemente puedes tomar como referencia los significados de algun libro.

Pero esto nos deja un poco vacío a las personas que están interesadas en conocer un poco mas.

img375

  Himeneo, es un canto y este se encuentra mencionado en la Ilíada, XVIII, cuando se va relatando los grabados que   vulcano grabo en el escudo de Aquiles entre otros, y dice : “Las desposadas, salían de sus cámaras y un clamor  de cantos de Himeneo se producían”…

¿Pero quien era Himeneo?

¿En que consistía dichos cantos?

¿ Para que se realizaba?

Estas preguntas tiene su respuesta en un articulo en Wikipedia en  donde se explica de forma clara este canto religioso y litúrgico.

Así que he subido dicho articulo.

Para mi francamente interesante…

Himeneo

 

En la mitología griega Himeneo (en griego antiguo Ὑμέναιος), también llamado Himen, era un dios de las ceremonias de matrimonio, inspirador de las fiestas y las canciones. Himeneo es también un género de poesía lírica griega cantada durante la procesión de la novia a la casa del novio en la que se apelaba al dios, en contraste el epitalamio, que se cantaba en el umbral nupcial.

Contenido

[ocultar]

[editar] Función

Se suponía que Himeneo asistía a todas las bodas. Si no lo hacía, entonces el matrimonio resultaría desastroso, y por esto los griegos corrían vivamente gritando su nombre.

Presidió muchas de las bodas de los mitos griegos, para todas las deidades y sus descendientes.

Himeneo era celebrado en la antigua canción matrimonial de origen desconocido Hymen o Hymenae, Hymen recogida por Cayo Valerio Catulo.1 Los términos «himno» e «himen» proceden de esta celebración.2

[editar] Orígenes

Himeneo era el hijo de Baco y Afrodita o, en algunas tradiciones, de Apolo y una de las Musas.

Otras historias le dan un origen legendario. En uno de los fragmentos conservados del Catálogo de mujeres atribuido a Hesíodo se dice que Magnes «tuvo un hijo de extraordinaria belleza, Himeneo. Y cuando Apolo vio al muchacho se enamoró de él y no abandonó la casa de Magnes».3 La historia también se recoge en un relato de Antonino Liberal.4 Según la Suda, sin embargo, el eraste de Himeneo fue Tamiris.

La paz de Aristófanes termina con Trigeo y el Coro cantando la canción nupcial, con el estribillo «¡Oh Himen! ¡Oh Himeneo!»,5 típico para una canción de este tipo.2

[editar] Historia posterior de su origen

Según un romance posterior, Himeneo era un joven ateniense de gran belleza pero baja alcurnia que se enamoró de la hija de uno de los hombres más ricos de la ciudad. Dado que no podía hablar con ella ni cortejarla, debido a su posición social, en su lugar la seguía a dondequiera que iba.

Himeneo se disfrazó de mujer para poder unirse a una de estas procesiones, un rito religioso en Eleusis al que sólo iban mujeres. La comitiva fue capturada por piratas, Himeneo incluido. Éste animó a las mujeres y urdió un plan con ellas, logrando juntos matar a sus captores. Acordó entonces con las mujeres volver a Atenas y lograr su libertad, si se le permitía desposar a una de ellas. Así tuvo éxito tanto en la misión como en el matrimonio, y éste fue tan feliz que los atenienses instituyeron fiestas en su honor y llegó a estar asociado con el matrimonio.

[editar] Representación

Al menos desde el Renacimiento Italiano, Himeneo era generalmente representado en el arte como un hombre joven llevando una guirnalda de flores y sosteniendo una antorcha encendida en una mano.

[editar] Fuentes

Himeneo es mencionado en la Ilíada de Homero, en la descripción del forjado del escudo de Aquiles:

Allí representó también dos ciudades de hombres dotados de palabra. En la una se celebraban bodas y festines: las novias salían de sus habitaciones y eran acompañadas por la ciudad a la luz de antorchas encendidas, oíanse repetidos cantos de himeneo, jóvenes danzantes formaban ruedos, dentro de los cuales sonaban flautas y cítaras, y las matronas admiraban el espectáculo desde los vestíbulos de las casas.

Ilíada xviii.490

Otras fuentes clásicas son:

El dios aparece en dos obras de William Shakespeare: La tempestad y Como gustéis, donde se une a las parejas al final:

Himeneo puebla la ciudad:

honrad todo casamiento.
Honra y prez, gloria sin par

a Himeneo, dios de la ciudad.

Himeneo también aparece en la obra de la poetisa del siglo VII a VI a. C. Safo:

Alta debe ser la cámara —

¡Himeneo!
¡Hacedla alta, constructores!
Un novio viene —
¡Himeneo!

¡Como el propio dios de la guerra, el más alto de los altos!

Anuncios