Hace 7 días, concretamente el día 28 de Julio escribí un post sobre el Oráculo de Damas de Etteilla.

En aquella ocasión, utilice las cartas de dicho Oráculo para ver si ellas me querían decir algo.

Automáticamente, al desplegar las tres cartas, ellas volvieron a la vida. Una ligera brisa, un aire fresco,  trajo la profecía una vez mas.

Realmente el presagio me sorprendió, pues  desde hace mucho tiempo las cartas no suelen hablarme de temas personales, pero en esta ocasión al verlas, fue para mi, como la luz de un faro en la Oscuridad.

Ellas  traían  el anuncio de una aproxima reconciliación. Y aunque era  consiente de ello, quise  mirar hacia otro lado.

No escribí mi interpretacion de las cartas, pues realmente me pareció un tanto intima.

Aunque el tiempo pasa en algunas ocasiones demasiado rápido, para mi la semana me pareció una eternidad.Ocupado en mis quehaceres, no contemple que esto ocurriera tan deprisa.

El timbre de casa sonó, y al abrir la puerta, encontré lo que las cartas una semana antes predijeron.

Las cartas me dejaron ver algunas cosas mas, pero como tirada personal tan solo compartiré este lado sorprendente del Oráculo de Damas.

Anuncios